Música

Isabel Villanueva: «La msica clsica es como un buen vino»

Isabel Villanueva. Pamplona, 1988. Acaba de llegar de una gira por Latinoamérica con su viola y la próxima semana ofrecerá tres conciertos coreografiados con el bailarín Antonio Ruz en los Teatros del Canal de Madrid.

¿Cómo serán sus conciertos de viola con el bailarín Antonio Ruz, Premio Nacional de Danza?
Es un concierto coreografiado. Signos es propuesta escénica que engloba la interpretación y la danza, desde el barroco a la actualidad. Va más allá de la música y la danza.
Pensamos que los intérpretes de clásica están muy centrados en su música, pero a usted le gusta el flamenco, el techno…
Sí, soy una apasionada y firme defensora del flamenco. Empecé con la guitarra y, desde que descubrí a Paco de Lucía, con seis u ocho años, se convirtió en mi artista referente de todos los géneros. El flamenco me conecta con mi esencia. Pero también me gustan el techno, el jazz… Me fascina la música en general.
Cuenta con colaboraciones con flamencos como Rocío Márquez, Rosario La Tremendita y Miguel Ángel Cortes.
Sí, y también con jazz. Un músico del siglo XXI, y más en la música clásica, que muchas veces se nos encasilla de aburridos o muy tradicionales, tiene que ir más a allá y explorar todas las opciones.
¿Cómo empezó con la viola?
Por casualidad. Cuando empecé en el conservatorio, no había plazas para guitarra, que era lo que yo hacía. Entonces, hice una ronda por diferentes instrumentos. La viola me impactó.
No es un instrumento fácil.
No. Bueno, ningún instrumento es fácil. La viola es más grande que el violín y, físicamente, necesitas encontrar la forma más natural de tocarla. Además, no es proporcional. Tiene ese hándicap, que a la vez es su magia.
Para aprender y triunfar en su arte hay que salir fuera de España.
Por necesidad y curiosidad, hay que explorar el mundo y salir de la zona de confort. Con 19 años, empecé mi carrera internacional y, desde entonces, no he parado. Soy una amante de los viajes, las diferentes culturas y los riesgos porque he estado en lugares poco habituales para tocar música clásica, como Líbano, Irán o Turquía. Esas culturas, tan alejadas de nuestro estilo de vida, me fascinan. Un artista necesita alimentarse de todo lo que le rodea para crear, conocerse y poder transmitir.
En 2013, se convirtió en la primera intérprete de viola internacional en ofrecer recitales en Irán.
Fue una aventura porque estuve al borde de no tocar. Llegué y se cancelaron los conciertos porque no tenía un permiso especial. Hubo revuelo mediático, salimos en prensa y finalmente se reprogramaron los conciertos y se vendieron todas las entradas. La gente fue súper hospitalaria y generosa. Fue una experiencia tocar con el velo. No podía enseñar el pelo ni el cuello.
¿Cómo es la enseñanza de la Música en el sistema educativo? ¿Atrae a los chavales o los ahuyenta?
Lamentablemente, no los atrae mucho. La enseñanza en el colegio no está dirigida a los niños del siglo XXI, sino que está enfocada a unos libros y a unas cosas muy aburridos. Todos los niños merecen y tienen el derecho a apreciar la música clásica. Es la que tiene más historia. Era música a secas hasta el siglo XX, cuando se la llama clásica porque surgen otros géneros.
¿Debe estar en el sistema educativo?
Es fundamental que esté en las enseñanzas públicas. Espero que se descubran nuevas formas de acercarse y apreciar la música clásica. Es como apreciar algo tan sofisticado, en otros ámbitos, como la comida japonesa. La primera vez que la pruebas, no te gusta. La música clásica es también como un buen vino. Hay que ir poco a poco. Si te la presentan a los 20 años de repente sin haber tenido contacto con ella, no te gustará.
Compagina sus conciertos por todo el mundo con su faceta de profesora. Quizá la enseñanza sea más monótona.
No. La enseñanza ha ido ligada a mí desde siempre. He sido alumna y, cuando vas avanzando, el objetivo es que encuentres tu propio método y seas tú misma tu propia profesora. Estudié Pedagogía y un máster. Doy clases de viola en Londres y una semana al trimestre en Valencia.
La música clásica es para gente mayor, ¿verdadero o falso?
Falsísimo. Esta música tiene una profundidad intelectual y emocional que requiere una predisposición. El ritmo vertiginoso de nuestras vidas y la superficialidad de la sociedad son, quizá, problemas que hacen que la música clásica no sea tan atractiva para los jóvenes.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más




Source link

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba