Un policía fue imputado por homicidio tras matar a dos presuntos ladrones en Rosario

Un policía fue imputado este viernes en Rosario por “homicidio calificado por abuso de sus funciones” tras haber matado a dos presuntos ladrones. En la misma causa, otro agente policial quedó acusado de encubrimiento.

El fiscal del caso, Miguel Moreno, también imputó a ambos policías por “falsedad ideológica de instrumento público” al considerar que ingresaron datos falsos al acta de procedimiento, con el objetivo de eludir sus responsabilidades.

El hecho ocurrió el martes pasado a las 22.10 en bulevar 27 de Febrero y Buenos Aires, en el macrocentro de Rosario. Según la investigación, un joven de 21 años identificado como Maximiliano Adrián Rosasco habría intentado robarle a una mujer, mientras su amiga Jimena Daiana Gramajo (25) lo esperaba en una moto Honda Wave.

Un patrullero de la Policía de Rosario con dos agentes intervino y los dos presuntos ladrones terminaron muertos de varios balazos.

Un video de una cámara de vigilancia de la zona exhibido en la audiencia permite ver cómo uno de los acusados “remató en el piso” a uno de los ladrones malherido. La defensa de los policías señaló que podría tratarse de un caso de exceso en la legítima defensa, aunque no argumentó en ese sentido.

En tanto, la presunta víctima del intento de robo no realizó la denuncia y hasta hoy no se había presentado a declarar. Por eso se investiga si los policías mintieron para justificar su accionar.

El fiscal Moreno puntualizó que según la autopsia el cuerpo de Rosasco tenía 15 orificios de bala y que la pericia de las pistolas de los policías arrojó que uno disparó 9 veces y el otro en 8 oportunidades. El arma del presunto delincuente, en tanto, tenía una vaina servida en su interior.

El fiscal indicó en su acusación que los policías declararon en el acta que el presunto ladrón le disparó primero al patrullero y luego a uno de los agentes, identificado como Hugo Daniel L. El video permite observar que ese policía y el hombre luego asesinado se apuntan mutuamente a pocos metros de distancia.

Según el fiscal, el otro agente, Luciano Mariano N., bajó del patrullero y disparó primero contra la chica de la moto –que estaba desarmada- y luego a su acompañante, a quien remató en el piso “de tres disparos”. “A Gramajo no se le secuestró armas y tuvo una conducta pasiva”, sostuvo el fiscal sobre la chica asesinada.

La autopsia determinó que recibió dos disparos por la espalda, uno presumiblemente tras un rebote en la calle.

Disparó con intención de matar, sin justificativo. No hay exceso en el cumplimiento del deber”, afirmó el fiscal.

La jueza Rosana Carrara aceptó la imputación del fiscal, dictó la prisión preventiva hasta el juicio para el policía acusado de homicidio y la libertad del imputado por encubrimiento, incumplimiento de sus deberes y falsedad ideológica de instrumento público.

Con información de Télam

Up Next

Related Posts

Discussion about this post

A %d blogueros les gusta esto: