Trump, Putin, Xi Jinping… el mundo financiero expectante

La geopolítica marcó el ritmo de la semana financiera en el planeta.  Los mercados, susceptibles al devenir de las decisiones que los líderes de las mayores potencias económicas y militares del orbe, reaccionaron, y lo hicieron según el movimiento de cada pieza en el tablero de la política global.

Reuniones, puntos en común y enfrentamientos. Venezuela, Irán, Siria, piezas en el juego. Con el petróleo fluctuando al ritmo de cada decisión, o cada restricción.

Pero si bien hubo durante la semana importantes reuniones, como la que sostuvo el canciller norteamericano, Mike Pompeo con el presidente Ruso Vladimir Putin, hubo un interés mucho más tangible en el mundo financiero.

La semana en el ya novelesco conflicto comercial entre Estados Unidos y China inició con importantes reacciones.  Los mercados pasaron de tocar el suelo a elevarse, en función de los comentarios del presidente Donald Trump relacionados con los ánimos y posibilidades de negociación con China.

En la tarde del lunes la bolsas cayeron.  Los comentarios del Presidente Trump de incrementar los aranceles a productos chinos generó caídas en los mercados bursátiles mundiales.

Internamente Estado Unidos vio como los rendimientos de los bonos del Tesoro se fueron a mínimos de seis semanas. El rendimiento del bono a 10 años bajó 5,2 puntos básicos a 2,4033% tras caer a 2,389%, mínimo desde el 28 de marzo.

Luego del tumultuoso lunes, las aguas comenzaron a bajar.

Un Tweet del presidente Trump fue suficiente para que el mercado se calmara. El presidente abrió la posibilidad de un acuerdo exitoso con los chinos.

Un acuerdo, que aún no llega y que esperará hasta la reunión del G-20, del mes de junio para tener o bien un capítulo final, u otra escalada en las tensiones. En Osaka, los líderes de China, Xi Jinping y de Estados Unidos, Donald Trump, tendrán la palabra.

Mientras tanto el mundo aguardará. Otras potencias históricas como Alemania seguirá demostraron su capacidad industrial. Como lo vimos esta semana.

La economía alemana, que impulsa Europa, tuvo un excelente trimestre. Creció un 0,6% en los tres primeros meses del año, frente al 0,9 % en el trimestre anterior y al 1,1 % entre julio y septiembre de 2018.

UBER no cubrió las expectativas.

Un negocio que debe aún demostrar cuáles son sus verdaderos activos. Un servicio que cumple con eficacia, pero que necesita más para demostrar que es un negocio tan bueno, como para crecer, diversificarse y expandirse. Estas dudas, calaron en la primera semana de Uber como empresa pública.

El lunes, la compañía  arrancó su OPI con una caída de 9% en el precio de sus acciones, fijadas en dólares por unidad.

A media jornada, los títulos de la empresa alcanzaron un mínimo de 42 dólares. Representó una pérdida en valor de capitalización de $6,000 millones.

El martes las acciones de UBER  tocaron un mínimo de 37.17 dólares, lo que valora a la compañía en aproximadamente 12 mil millones de dólares

La caída de Uber no debe generar alarmas. La empresa debe buscar su espacio y los inversores también deben comprenderla. Ya pasó con Facebook que bajó mucho durante sus primeros pasos como empresa pública.

Uber debe demostrar y hay que darle tiempo.

La semana también transcurrió con el comentario de una posible recorte de las tasas de interés por parte de la FED.

En su juego de equilibrio, la FED podría hacerlo, pues, al haber productos más caros, dados los impuestos a los productos fabricados en China, habrá presión en la inflación. Por ello, se cree que la Reserva Federal  estará atenta al peso que ejercerán importaciones más costosas en la economía.

Una tesis, que el muy influyente Wall Street Journal, desecha. El diario, que tiene un gran porcentaje de acierto en sus predicciones no estima que las tasas de interés bajen.

Wal Mart crece y da fuerza al “retail”

El gigante del comercio minorista Wal Mart tuvo un excelente trimestre. La empresa consolidó un beneficio cercano a los $4 billones. Un 80% más que lo percibido en el mismo período de 2018.

La facturación de Wall Mart creció 1.1% y llegó a los $124 billones. Cerca de $123 billones de este total llegaron por ventas netas.

¿Dónde se realizaron las compras? En Estados Unidos, la división estadounidense creció un 3.3% y facturó $80.3 billones. El negocio internacional facturó un 4.9% menos y llegó a $28.8 billones en facturación.

Están los mercados perdiendo paciencia con Bolsonaro. Demasiados ojos están enfocados en los temas de la reforma previsional. La popularidad del presidente ha bajado mucho y se han presentado varios obstáculos en el camino.

Mientras que el resto de los Mercados Emergentes han mostrado buena estabilidad, e incluso algunas subas como en Méjico (EWW +0,75%) las acciones brasileñas han mostrado una pérdida significativa.

Se acabó la luna de miel? Aún no lo sabemos, pero para los inversores más conservadores no es una mala idea esperar un poco hasta tener mejor claridad de cómo avanzan las negociaciones en el Congreso para la reforma Previsional.

Fabian Onetti es el presidente de Winston Capital Advisors, Nueva York, una firma dedicada al asesoramiento financiero sobre Mercados Internacionales para Inversores Profesionales, Oficinas de Familia y Bancas Privadas.   https://winston.capital/ infobae

Up Next

Related Posts

Discussion about this post

A %d blogueros les gusta esto: