Patricia Bullrich: “A los policías que se comportan como ladrones y asesinos, se los trata como ladrones y asesinos”

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, habló sobre las novedades del caso en San Miguel del Monte.

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, consideró que “habrá más policías” desplazados en el marco de la investigación por las víctimas en San Miguel del Monte, donde murieron cuatro jóvenes y una adolescente está herida de gravedad tras la persecución fatal protagonizada por la Policía bonaerense.

Si se comprueba lo que pasó yo no los llamaría policías. A los policías que se comportan como ladrones y asesinos, se los trata como ladrones y asesinos.Los policías están para cuidar a la gente, para sacar la droga de la calle, no para perseguir“, señaló la funcionaria. “Se ha actuado con rapidez y se vieron las consecuencias. Hay doce policías que han sido sacados, imagino que habrá otros“, anticipó.

En una conferencia de prensa, Patricia Bullrich precisó que recibieron nuevo pruebas en las últimas horas y que dicho material fue remitido ante la Procuración Bonaerense, a cargo del fiscal Julio Conte Grand, y a su par de la cartera de seguridad provincial, Cristian Ritondo.

“Hemos recibido material que fue enviado de manera inmediata. Esa prueba tiene que ser verificada y analizada, para saber si es real o no“, indicó la ministra de Seguridad.

Para Bullrich, el comportamiento que adoptaron los uniformados desafectados de la fuerza es similar al de “los ladrones y asesinos”. “Cuando hay una situación de este tipo, si se comportan como tales, se los trata como ladrones y asesinos“, fustigó.

Por su lado, el jefe de la Policía Federal Argentina, Néstor Roncaglia, se mostró contrario a la actitud adoptada por los efectivos de la Policía Bonaerense aunque advirtió que el problema “no es sistémico”.

“Siempre se habla que la utilización de la fuerza ocurre cuando hay un peligro inminente, frente a disparos o hay una amenaza cierta. No se puede estar disparando a cualquiera“, consideró el oficial. Y continuó: “Uno no puede disparar simplemente porque hay un auto en fuga; antes hay que avisar, pedir apoyo, rodearlo o interceptado. El policía no está autorizado a disparar a mansalva”.

Sin embargo, planteó que esas inconductas no son algo “sistémico” que alcancen a todas las fuerzas de seguridad. “No está institucionalizado, son pocos que están haciendo las cosas mal, mientras hay unos 80 o 90 mil que trabajan bien. Se esta investigando con profundidad”, concluyó Roncaglia.

La persecución fatal se produjo durante la madrugada del lunes pasado, cuando cinco jóvenes a bordo de un Fiat Spazio gris chocaron contra un acoplado estacionado al costado de la ruta nacional 3, a la altura de San Miguel del Monte, unos 115 kilómetros al sur de la Ciudad de Buenos Aires. Gonzalo Domínguez (14), Camila López (13) y Danilo Sansone (13) y Aníbal Suárez (22) perdieron la vida en el acto.

En esas maniobras se comprobó que los policías dispararon contra el auto, sin registrarse un motivo aparente. Una de las víctimas presentaba un impacto de bala calibre 9 milímetros, el mismo que utilizan los efectivos.

Up Next

Related Posts

Discussion about this post

A %d blogueros les gusta esto: