Para los economistas, la inflación en mayo volvería a bajar y rondaría el 3%

Después de conocerse la inflación de abril (3,4%) que alimentó la presunción de que el índice de precios (IPC) estaría empezando a ceder, los economistas pronostican que la tasa de mayo rondará el 3%. 

Llegaría a ese nivel porque, en este mes, aún impactan los aumentos tarifarios como el del gas (9%) y el agua (26%). Y también las subas en las cuotas de la medicina prepaga (8% en promedio) y el alza de los combustibles (4%). Por su parte, la recesión, las altas tasas de interés y la política oficial de secar el mercado de pesos, entre otros factores, inciden en la tendencia hacia la baja del índice inflacionario. 

Según Juan Ignacio Paolicchi, economista de la consultora Eco Go, la inflación en mayo “viene bastante parecida a la de abril. Si bien el impacto de los regulados es mayor en este mes: agrega 1,1 puntos al IPC mientras que en abril fue la mitad”, explicó. “Si se excluyen los regulados como gas, agua, naftas y prepagas, la inflación núcleo viene por debajo de la de abril y además no hubo mucha volatilidad, con lo cual, vemos a la inflación en franja del 3/ 3,2%”.

Para la consultora Ecolatina, el índice de precios trepará 3,1%, acumulando 18,5% en los primeros cinco meses del 2019. 

“Suponiendo que el dólar permanezca relativamente estable, la inflación descendería levemente en lo que resta del mes, marcando una desaceleración continúa”, advirtió. Según los relevamiento de Ecolatina, además de las subas en las tarifas que impactan este mes, los alimentos subieron, durante la primera quincena del mes, 2,1%, por debajo del nivel general.

Por su parte, el relevamiento que realiza la entidad Consumidores Libres, detectó -en la primera quincena de mayo- un alza promedio del 2,57% en un conjunto de 38 productos que integran la canasta básica.

Matías Rajnerman, economista jefe de Ecolatina, anticipó que “producto de un dólar estable y menores ajustes tarifarios, mayo permitirá continuar con la tendencia decreciente de abril. Si esta dinámica persiste, proyectamos que la inflación acumularía 40% en 2019. En consecuencia, el promedio de 3,7% mensual del primer cuatrimestre se reduciría a la zona del 2,5% en los ocho meses restantes”, señaló.

Un reciente informe del banco de inversión J.P Morgan destacó la desaceleración de la inflación debido a la menor presión en los alimentos. Sin embargo advirtió que la inflación núcleo continua en niveles elevados y estimó que, con el arrastre de abril ( estimado en 0,5%), la inflación de mayo aumentará 3,1%.

Pablo Goldin, economista de la consultora Macroview, dice que, a juzgar por lo que ocurrió en las primera dos semanas del mes, su estimación es que el índice de precios en mayo rondará 3%. 

“Hacia adelante, es decir hacia junio y julio ya no estarán los impactos tarifarios y podría pensarse que el indice de precios irá bajando hasta llegar al 2% mensual.  “De todas maneras, los resultados se van a definir por el tipo de cambio y en cuánto persista el Banco Central (BC) en su política de secar la plaza de pesos”

Según el analista, por entonces, la variable económica también estará signada por el “contagio político”, a medida que se acercan las elecciones.

Gabriel Zelpo, analista de la consultora Elypsis, dice que el número estará cerca de 3% “o tal vez un poco por debajo”. Esto marcaría en lo que sería la segunda desaceleración en el año. Con todo, “la baja interanual de la inflación se vería recién a fin de año si se queda tranquilo el tipo de cambio”, señaló.

El miércoles pasado, cuando el INDEC informó la inflación de abril, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne dijo que no era un nivel “para festejar” pero que la inflación había empezado a bajar. “Pensamos que en mayo va a seguir bajando y es importante que se haya dado vuelta la tendencia”. Y tiene que bajar de manera sólida”, advirtió entonces el funcionario. 

Up Next

Related Posts

Discussion about this post

A %d blogueros les gusta esto: