Marcos Peña y un furcio ante su tropa: “Están los que se dividen entre Cristina y Vidal”

Marcos Peña intenta en vano enterrar las versiones del Plan V y blindar la candidatura de Mauricio Macri. El clamor de parte del círculo rojo por María Eugenia Vidal no colabora y el inconsciente del jefe de Gabinete tampoco.

“Tenemos que entender que hay tres tipos de votantes. No mucho más que eso. Están los nuestros, están los que quieren a Cristina y están los que se dividen entre Cristina o Vidal”, sostuvo el ministro coordinador. No se rió de su lapsus. “Perdón. O Macri”, se corrigió

Fue apenas un detalle menor, pero significativo durante la larga exposición de Peña en Vicente López y ante 40 jefes de campaña de candidatos oficialistas a intendentes de municipios bonaerenses.

Esta semana el vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli, había tenido un fallido casi idéntico. “Hay una cultura del Boca-River en la política argentina. Muchas veces que cuando hay resultados que no están bien el enojo con los jugadores se expresa en la platea”, explicó Peña sobre la polarización. A su lado, se ubicó el anfitrión, Jorge Macri, otro de los oradores.

Defensores del cambio. El oficialismo busca que sus voluntarios sean protagonistas de la campaña.

Defensores del cambio. El oficialismo busca que sus voluntarios sean protagonistas de la campaña.

El gran ausente fue Federico Salvai, mano derecha de Vidal. En la Provincia hay malestar por los trascendidos de una candidatura a la vicepresidencia de la gobernadora, que le adjudican a la Casa Rosada, aunque negaron cualquier relación con el faltazo. 

Peña buscó motivar a los jefes de campaña y darles un diagnóstico de la contienda electoral. La lectura del ministro coordinador fue, como siempre, optimista. Comparó la carrera presidencial como una gira musical y pidió que el oficialismo no toque los grandes hits sino que componga un nuevo álbum.

La mayor conectividad por el avance del 4G y la fibra óptica y los cambios en los consumos culturales -pasamos 3 meses por año en WhatsApp, recordó Peña- ordenan la estrategia del oficialismo.

Mirá también

El jefe de Gabinete blanqueó cuál será la columna vertebral del oficialismo en la campaña. Lo primero -dijo, según pudo reconstruir Clarín– es convertir a los voluntarios y militantes en “nodos de producción y de distribución de contenidos”. Peña pidió generar videos breves, crudos para compartir y “darle vacaciones a quienes tienen drones”.

Buscarán historias mínimas de transformación en diferentes localidades que puedan ayudar al candidato local, al de otro distrito, al Presidente y a la gobernadora.

El segundo punto es plasmar una campaña que sea más parecida a “un movimiento”. En ese ítem se inscriben los “defensores del cambio”, el ejército de voluntarios macristas. Ya son cerca de 300 mil. A ellos les pedirán que intenten convencer a 10 votantes posibles de Cambiemos. Les recuerdan que no tiene sentido perder el tiempo en tratar de convencer a los kirchneristas, al mismo tiempo que les brindarán herramientas.

El último punto fue una arenga lisa y llana. “Entendamos que esta elección al igual que todas las anteriores depende exclusivamente de nosotros”, sostuvo.

Jorge Macri. El primo del Presidente fue el anfitrión de la charla.

Jorge Macri. El primo del Presidente fue el anfitrión de la charla.

El ministro coordinador intentó desterrar el pesimismo y comparó la expectativa de 2015 con la de 2019. “El 24 de mayo de 2015 no había la sensación de una gran ola de cambio en la Argentina. Todos decían que Scioli era presidente y no había un fenómeno como el de Vidal”, sostuvo.

A la hora de hablar de una actualidad describió a una sociedad “decepcionada y enojada” por 13 meses de caída del salario real. “La raíz de este cambio que detectamos en 2015 sigue estando presente hoy de una forma mucho más profunda”, reflexionó Peña.

El funcionario que más escucha Macri habló también de un fenómeno curioso: “el efecto Del Potro”. Nombró al tenista argentino para hablar del país plateísta que opina sobre si le pegó bien o mal a la pelota o si es pecho frío, pero no participa.

Por esa razón, quiere incorporar a los votantes como protagonistas, un fenómeno que procede de las nuevas tecnologías y las sociedades del siglo XXI.

Peña relató que su equipo intenta generar 60 conversaciones con Macri como protagonista por día. También expresó que Macri recompone su relación con los votantes con cada aparición, un camino inverso al del kirchnerismo.

La cercanía que produce un contacto de Mauricio y de María Eugenia genera un efecto. Hay algo que se restablece en el vínculo. Es al revés para nuestros rivales. La aparición de ellos repele y la nuestra atrae”, dijo.

Mirá también

Por último, Jorge Macri y la concejala Soledad Martínez insistieron en la necesidad de trabajar con su red de voluntarios y de WhatsApp con geoposicionamiento e identificación individual. Pidieron concentrarse en buscar a los votantes que no fueron a votar en los segmentos y zonas donde cosechan más apoyo.

“Hay zonas que en las que conviene activar y otras en las que no”, cerró el primo del Presidente.

Up Next

Related Posts

Discussion about this post

A %d blogueros les gusta esto: