La forma mentis del Papa y la polarización

Intentaremos acercarnos a la forma mentis (expresión latina que indica la dirección o impostación mental) del Papa cuando se comunica con los pueblos del mundo en sociedades agudamente polarizadas.

La polaridad se da en la misma naturaleza del ser humano. ¿Puede andar el hombre sin un pie derecho y uno izquierdo? Por no hablar de los hemisferios cerebrales. Sin esa noción, en la sociedad, los fenómenos físicos y otros en muchos otros campos serían muy difíciles de explicar. En la filosofía el término “polaridad” ha sido dado en muchos sentidos y resulta una herramienta muy rica para el pensamiento.

Ahora bien, cuando el Papa habla de “polaridad”, por lo general, aunque no siempre, se está refiriendo a los conflictos sociales. La polaridad como contraria a la noción de integración. Por ejemplo, cuando habla de los nacionales e inmigrantes, los distintos segmentos sociales, los choques culturales, las divisiones que se dan en muchas familias por diversas causas entre padres e hijos, o entre hermanos y el drama de tantos pueblos en su vida política.

Seguiremos a los teólogos Diego Fares y Austen Ivereigh en su nota titulada “Cómo comunicar en una sociedad polarizada”, de la revista La Civiltà Cattolica, año 3, nº 25, febrero de 2019, a la cual remitimos para quien quiera profundizar el tema. Ellos mencionan siete hábitos para despolarizar el conflicto deducidos de las siete virtudes del cristianismo clásico, tomadas y actualizadas por el fundador de la organización de ciudadanos Better Angels, que tiene el objetivo de “despolarizar América” realizando proyectos prácticos entre los que se reúne a demócratas y republicanos, creando hábitos para comunicar bien.

Las tres virtudes para un buen comunicador frente a un conflicto

Las tres virtudes más altas mencionadas por David Mankenhorn serían:

Criticar al otro desde dentro, es decir, criticarlo habiendo previamente buscado un valor común (a partir de considerar que las intuiciones morales son universales).

Un ejemplo: coincidimos en que “es un deber ayudar a quienes no pueden obtener los bienes necesarios para su subsistencia”, aceptado lo cual, decimos: “Tú estás de acuerdo con ese principio, ¿cómo se fijan los recursos? ¿Cómo son administrados por el Estado u otras organizaciones? Y así hasta superar el conflicto (pero partiendo de un valor común y no del desacuerdo).

-Buscar los bienes en conflicto, siendo que la mayor parte de los conflictos están referidos a bienes, buscar el bien que cada cual defiende y que está en la base del conflicto (el papa Francisco reconoce que aun en el mal está la búsqueda de algún bien que es preciso encontrar). Luego, “habrá que reconocer los bienes y sopesar los bienes que compiten entre sí”.

Contar más de dos, ya que, cuando el conflicto se reduce a dos partes, es más difícil encontrar una superación del desacuerdo.

El pensamiento del papa Francisco

Complementario al mencionado pensamiento el Papa clava sus ideas en el centro de la cuestión cuando en el mensaje para la 53 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, “Somos miembros los unos de los otros” (Ef. 4, 25), dice: “La identidad en las redes sociales se basa demasiadas veces en la contraposición frente al otro (…) se define a partir de lo que divide en lugar de lo que une, dejando espacio a la sospecha y a la explosión de todo tipo de prejuicios (étnicos, sexuales, religiosos y otros)”.

Lo que observa el Santo Padre es que en muchos casos en materia de comunicación social, sea la de los mass media o la mera participación en las redes, se toma partido por un grupo, una posición o idea sin que haya una búsqueda de la verdad, sino por los like (“me gusta”).

Claro que destacó el papa Francisco que “el mal uso de los medios de comunicación puede “conducir a una ulterior polarización y división entre las personas y los grupos” (Comunicación y Misericordia: un encuentro fecundo, 24 de enero de 2016).

Por último, queremos llevar a ustedes lo que los mencionados autores consideran la configuración de la forma mentis propuesta por Francisco para discernir la manera de comunicar bien en una sociedad polarizada. Consiste en dos no y dos sí. En primer lugar, no discutir con quien busca polarizar y no dejarse confundir con falsas contradicciones. Los dos sí consisten en decir sí a la misericordia, es decir, no caer en el error de querer “vencer” o “derrotar al otro”, sino decirle sí al bien del otro; decirlo en “dialecto materno”. Esta expresión del Santo Padre la entendemos como mantener un diálogo desde la comprensión y la ternura, con firmeza y convicción, pero lejos de toda agresión.

La humildad, la misericordia y el amor que todos los días pone en sus gestos y palabras el papa Francisco es el camino para que los polos opuestos sean complementarios y no contrarios.

Luego, el Santo Padre recomienda el silencio ante una pregunta cuando no se conoce la verdad, o cuando esa palabra puede provocar cerrar las puertas del diálogo.

Up Next

Related Posts

Discussion about this post

A %d blogueros les gusta esto: