Human Rights Watch exigió a la ONU que no premie a Maduro con un puesto en el Consejo de Derechos Humanos

Human Rights Watch (HRW) ha instado este viernes a la Asamblea General de Naciones Unidas a que rechace la candidatura de Venezuela al Consejo de Derechos Humanos de la ONU para no premiar la “profunda crisis de Derechos Humanos” que ha provocado el Gobierno de Nicolás Maduro, instándole a apoyar a Costa Rica, que también opta, junto a Brasil, a ocupar uno de los dos puestos reservados para la región de América Latina y el Caribe.

La Asamblea General elegirá el próximo 16 de octubre a 14 de los 47 miembros que forman el Consejo Derechos Humanos para un periodo de tres años que comenzará en enero de 2020. En un principio, solo Venezuela y Brasil habían presentado candidatura para ganar los dos asientos de la región, lo que virtualmente aseguraba su victoria.

“Los estados miembro de Naciones Unidas deben enviar el claro mensaje a la Administración de Nicolás Maduro de que no premiarán las políticas crueles y abusivas que han destrozado las vidas de millones de personas con un asiento en el máximo órgano de Derechos Humanos de la ONU”, afirmó el director de HRW para las Américas, José Miguel Vivanco.

La ONG considera que en estos momentos Venezuela “no es apto” para el cargo porque sus autoridades “son responsables de violaciones sistemáticas de los Derechos humanos”, entre las que ha mencionado ejecuciones extrajudiciales, torturas y detenciones arbitrarias, y, en gran medida, de “una devastadora emergencia humanitaria” que ha provocado “el mayor éxodo de la historia de América Latina”.

Además, HRW ha argumentado que, conforme a las propias directrices de la ONU, para elegir a los miembros del Consejo de Derechos Humanos hay que tener en cuenta su obligación de cooperar con el sistema de Naciones Unidas y, en el caso del Gobierno de Maduro, no reconoce ni el informe de la Alta Comisionada, Michelle Bachelet, ni la misión creada para investigar las violaciones de los Derechos Humanos recogidas en el mismo.

Por todo ello, “la elección de Venezuela (como nuevo miembro del Consejo de Derechos Humanos) sería un insulto a un órgano cuyos miembros se supone que deben cumplir los más altos estándares de Derechos Humanos”, ha sostenido Vivanco.

BOLSONARO MANTIENE UNA “RETÓRICA HOSTIL A LOS DDHH”

HRW también se ha referido a Brasil, “cuyo presidente, Jair Bolsonaro, ha abrazado una retórica hostil a las normas sobre Derechos Humanos”. “Su Gobierno ha dado luz verde a las redes criminales que destruyen la Amazonía intimidando y atacando a los defensores del medio ambiente”, destaca la ONG en su comunicado, denunciando además “problemas crónicos de Derechos Humanos que plagan Brasil, incluidos la violencia policial y los ataques a activistas”.

Sin embargo, no ha hecho el mismo llamamiento que en el caso venezolano porque, según ha explicado, “mientras Venezuela busca rutinariamente frustrar la capacidad del Consejo de Derechos Humanos para abordar los abusos, Brasil ha apoyado numerosas resoluciones del Consejo sobre un amplio rango de violaciones en todo el mundo”.

No todos los miembros del Consejo de Derechos Humanos son ejemplares –algunos están muy lejos de ello– pero Venezuela claramente se pasa de la raya”, ha esgrimido Vivanco. “Invitar a los respresentantes de Maduro a socavar el Consejo desde dentro sería una afrenta no solo a las víctimas de su Gobierno sino también a las víctimas de violaciones de los Derechos Humanos en todo el mundo”, ha advertido.

Así las cosas, HRW ha planteado que apoyen a Costa Rica, que anunció el jueves su candidatura como “alternativa” a Maduro. “Por las graves violaciones contra los Derechos Humanos que evidenció el informe de la Alta Comisionada (…), el régimen de Venezuela no es un candidato adecuado para el Consejo”, dijo el presidente costarricense, Carlos Alvarado, en Twitter.

Tras este anuncio, apunta HRW, “los 193 miembros de la Asamblea General tienen la oportunidad de negar un asiento a los representantes de Maduro” para dárselo a un país que “históricamente ha jugado un papel clave en la promoción de los Derechos Humanos en la región y a través de instituciones multilaterales, incluido su último periodo en el Consejo”.

En la misma línea se ha expresado el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro. “Nuestro total apoyo a la candidatura de Costa Rica”, ha dicho en Twitter, coincidiendo con HRW en que “sería inadmisible que ocupen el asiento en el Consejo de DDHH de la ONU aquellos que cometieron violaciones de Derechos Humanos y crímenes de lesa humanidad”.

Con información de Europa Press

Up Next

Related Posts

Discussion about this post

A %d blogueros les gusta esto: