El Gobierno envía fondos para la sanidad frutícola del Alto Valle de Río Negro

El gobierno nacional decidió esta semana enviar a la provincia de Río Negro un monto de 400 millones de pesos para el combate de plagas para la actividad frutícola. El anuncio fue realizado por el presidente de la Nación, Mauricio Macri; el Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, y el senador nacional, Miguel Ángel Pichetto, luego de una reunión con productores de la zona del Alto Valle.

Los fondos serán dirigidos para reforzar el combate contra la plaga Carpocapsa, que afecta a la Región del Alto Valle, particularmente a productos como peras y manzanas.

La Carpocapsa representa la principal amenaza del manzano, peral, nogal y membrillero, y produce daños irreversibles en la fruta. Es un insecto que pertenece al grupo de las polillas, tiene una marcada incidencia en la producción y perjudica el acceso a mercados externos.

Vale recordar que a fines de febrero de este año, Brasil suspendió el ingreso de peras, manzanas y membrillos argentinos porque las autoridades detectaron la presencia de la plaga en los productos argentinos. Días después, y luego de que el presidente del Senasa, Ricardo Negri, y parte de su equipo, viajaran al país vecino, se logró destrabar el conflicto y Brasil levantó la suspensión a las exportaciones nacionales.

En declaraciones a Infobae, Marcelo Loyarte, Gerente de la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI), mostró su conformidad ante la ayuda del Gobierno Nacional. “Es un pedido que habíamos realizado junto al resto de las entidades tanto del sector privado como del sector público”, afirmó.

Loyarte explicó además, que el combate de esta plaga es un tema central para los productores frutihortícolas y que los fondos que se anunciaron representan el 8% del total de lo que invierte el sector para atender temas sanitarios en la región.

“Esto es una ayuda adicional: los privados invierten aproximadamente unos cinco mil millones de pesos por año”, sostuvo el gerente de CAFI, cifra necesaria para contar con la sanidad adecuada que requieren los mercados de exportación.

Aportes del sector privado

Además del Programa sanitario contra la Carpocapsa, Loyarte destacó que desarrollan el Programa Mosca de los Frutos, que es financiado en un 70% por el sector privado, y planes contra otras plagas secundarias, lo que les permite cumplir con los protocolos fitosanitarios de los 70 países donde exportan.

También destacó que están evaluando presentar un proyecto de Ley que les asegure a los productores frutihortícolas contar con un fondo anual para combatir este tipo de plagas. “Hemos tenido algún diálogo preliminar y contado con un excelente apoyo legislativo. Nuestro sector pudo obtener una Ley de Emergencia Frutícola gracias a legisladores claves como la senadora Lucila Crexell y el senador Pichetto. Ellos fueron fundamentales para que tuviéramos una ley y actualmente tenemos un diálogo muy fluido”, explicó.

Vale recordar que entre 2016 y 2019, la Nación entregó fondos, mayoritariamente reintegrables, por 749,90 millones de pesos para Río Negro y Neuquén desde distintos programas vinculados con la sanidad vegetal. Además, acompañó al sector a través de la Ley de Emergencia, que contempló la prórroga de vencimientos impositivos nacionales y la suspensión de embargos y juicios por parte de AFIP.

El titular de la cartera agropecuaria, Luis Miguel Etchevehere señaló: “Para este Gobierno las economías regionales son una prioridad y en este caso en particular creemos que el aporte será fundamental para contribuir en el combate de las plagas. La fruticultura, como otras tantas actividades, son fuente de inversiones, creación de empleo y arraigo en los lugares de producción”.

Up Next

Related Posts

Discussion about this post

A %d blogueros les gusta esto: