El dólar cerró a $ 60,09 y la brecha con el tipo de cambio paralelo saltó a 16%

Concluyó una semana relativamente tranquila para el dólar oficial. Cerró en $ 60,09, contra los $ 59,55 del viernes anterior. Un alza de apenas 53 centavos. La presión compradora del arranque de mes, cuando todos los compradores caracterizados como “personas humanas” arrancan de cero hasta alcanzar -los que pueden- el tope de US$ 10.000, no pareció alterar el movimiento en home banking y casas de cambio.

Eso sí: la brecha con los otros dólares que se pueden obtener, de manera legal, a través de la compra y venta de dólares mostró modificaciones en las brechas: el Contado con Liqui cuesta 16% más que el dólar mayorista, y el dólar Bolsa se debe pagar 9% más caro.

Las brechas cambiarias se abrieron desde que el Banco Central introdujo nuevas regulaciones que limitan el denominado “rulo”, ya que ahora todas las operaciones que se hacen con dólares comprados después del 11 de septiembre deben contemplar la tenencia del bono por lo menos durante cinco días hábiles, lo que le introdujo un poco más de incertidumbre a la operación, y eso se refleja en el precio.

La bolsa mostró una mejora del 4%, impulsada un poco por la suba del dólar Contado con liqui y otro poco por una mejora global, derivada de los buenos datos laborales de Estados Unidos. Wall Street subió 1,4% y los ADR de empresas argentinas subieron entre 2 y 3% en dólares.

El mercado de bonos mostró subas en pesos pero relacionadas a la suba del “contado con liqui”. No hay mejoras genuinas de precios -y eso se observa en el precio de los bonos en dólares, especialmente si se negocian en el exterior- ya que este mercado está prácticamente congelado a la espera de que se definan la compulsa electoral. Los bonistas saben que deberán negociaron los términos de la reestructuración con el nuevo Gobierno.

Desde ya, el mercado le asigna las mayores chances al triunfo de Alberto Fernández. Por cierto, nadie se hace demasiadas ilusiones de que el reperfilamiento de la deuda no incluya un recorte al valor original de los bonos. Y eso se refleja en los precios de los títulos en dólares, que operan al 45/50% de su paridad.

Los depósitos en dólares quedaron en 21.360 millones de dólares. Ya están US$11.218 millones debajo del viernes previo a las PASO, una caída equivalente al 35,5% del stock que se registraba en aquella fecha.

El mercado espera con ansiedad lo que resta de la campaña, para ver si las nuevas definiciones de los candidatos pueden alterar o no esta “pax” cambiaria que se alcanzó a fuerza de severos controles cambiarios.w

Up Next

Related Posts

Discussion about this post

A %d blogueros les gusta esto: