Cuando el sonido se hace tangible

La presencia de piezas sonoras que selecciona el curador Rugoff impactan de forma contundente. Comenzando con la obra de Christian Marclay 48 Wars Movies, en la cual ensambla a modo de collage una serie de frames superpuestos que arrojan una sonoridad monstruosa y espeluznante, recordándonos la cacofonía indisociable de la guerra. Por su parte, en For, In Your Tongue, I Cannot Fit, Shilpa Gupta crea una gran instalación coral, donde invoca una serie de voces ausentes, que articulan la historia de poetas detenidos.

Desde otra perspectiva, el libanés Tarek Atoui invita a imaginar y escuchar un modo expandido instrumental e instalativo, donde habitan objetos cerámicos cuya visualidad cautiva el escenario de ambos universos: el arte y el sonido aural en el mundo contemporáneo.

Finalmente, en una línea minimalista, se destacan mucho los dos trabajos impecables y quirúrgicos del japonés Ryoji Ikeda. En ellos somete al espectador a la visualización de data y grandes clusters de información que devienen aurales, componiendo un mapeo científico y biológico de nuestro presente o exponiendo nuestro cuerpo a una luz incómoda que nos recuerda el white noise.

Up Next

Related Posts

Discussion about this post

A %d blogueros les gusta esto: