Clima de guerra en Medio Oriente: Irán prepara sus yihadistas en Irak

Kata’ib Hezbollah (KH) es una milicia chiíta anti-americana patrocinada por Irán que tiene epicentro en Irak con nutridas y constantes operaciones en Siria. Su origen remite al año 2006. Fue creada por la Revolución Islámica de Irán y está desplegada a la espera de órdenes de Teherán para atacar intereses y bases estadounidenses en la región.

Durante la guerra en Irak contra el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en ingles), KH se ganó la reputación de causar grandes números de bajas entre sus enemigos colocando bombas mortales en las carreteras y mediante el uso de morteros improvisados ​​y cohetes para atacar a las fuerzas estadounidenses y de la coalición. Según el diplomático estadounidense Ali Khedery, KH es responsable -en el pasado- de “varios de los ataques más letales contra las fuerzas estadounidenses y de la coalición”.

El líder del grupo, Gamal Ibrahimi, también conocido por su alias Abu Mahdi al-Mohandes, es el presunto autor intelectual de los atentados a las embajadas de Estados Unidos y Francia en Kuwait en 1983 y del intento de asesinato del Emir de Kuwait en 1985.

Existe abundante evidencia de que el grupo está involucrado en ejecuciones extrajudiciales y secuestros en la provincia iraquí de Anbar, incluido el secuestro de más de 70 niños y hombres sunitas de al-Siyir, y el asesinato de 49 hombres en Saqlawiyah, el 27 de mayo de 2016.

Después de la retirada del ejército estadounidense de Irak, en diciembre de 2011, KH envió combatientes para defender el régimen de Assad en Siria, supuestamente a instancias de Qassem Soleimani, el jefe de la Fuerza al Quds de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán. Así, la organización terrorista pasó de luchar contra las fuerzas estadounidenses en Irak a combatir a los rebeldes sunitas en Irak y Siria. Sin embargo, KH continuó priorizando su agenda anti-americana boicoteando repetidamente las batallas contra ISIS en las que participo EEUU.

En enero de 2018, KH se unió a Asaib Ahl al-Haq (AAH) y a la Organización Badr; luego se unieron a esta coalición otras unidades chiítas y así se formó el partido político de la Alianza Fatah antes de las elecciones de mayo de 2018 en Irak. La alianza ganó 47 bancas parlamentarias, aunque poco después el parlamento solicitó un recuento manual. No obstante, el 11 de junio, la Alianza Fatah formó un acuerdo de coalición con la Alianza Sairoon del Sheikh Mukhtada al-Sadr, que ganó las elecciones en Irak.

Esa nueva coalición colocó a Fatah y por extensión a KH en una posición favorable para influir en el nuevo gobierno de Irak. El 13 de julio de 2018, los manifestantes iraquíes en el sur del país atacaron las oficinas políticas de KH y otros grupos respaldados por el régimen persa para pedir a Irán que se retirara de Irak.

KH es la única milicia chiíta iraquí designada como organización terrorista por los Estados Unidos. También se dice que es la “más secreta” y la élite de las milicias predominantemente chiítas de Irak. Tiene vínculos de larga data con la rama militar externa de Irán, -La fuerza Quds-, así como a la delegación de Irán en el Líbano, Hezbollah. Según Washington, KH es “un grupo radical chiíta islámico anti-occidental de ideología yihadista”.

El grupo será la punta de lanza y primer frente de combate de Irán contra objetivos norteamericanos si se desata una escalada militar en la región. KH es virulentamente anti-estadounidense e ideológicamente leal al régimen iraní. Durante la guerra liderada por Estados Unidos en Irak, KH se forjó una reputación al atacar personal e intereses estadounidenses. En varias emboscadas logró matar a numerosos soldados norteamericanos.

La ideología iraní anti-americana esta expresada en el sitio web de KH, allí se indica que el primer objetivo del grupo era y sigue siendo frustrar el proyecto estadounidense en la región, derrotar la ocupación y expulsarlos de la región para quebrantar y humillar a los estadounidenses.

Sus pilares yihadistas manifiestan postulados no negociables: en primer lugar, librar la yihad contra la ocupación hasta que el último estadounidense sea expulsado de Irak. En los esfuerzos de KH por combatir al ISIS en Irak, el grupo sigue oponiéndose a cualquier cooperación con los Estados Unidos. En septiembre de 2016, KH emitió una declaración indicando: “No lucharemos junto a las tropas estadounidenses bajo ninguna condición”. “Nuestro único contacto con ellos será si nos enfrentamos”.

En marzo de 2017, el portavoz militar de KH reafirmó la posición anti-americana del grupo y dijo: “No es posible que Kata’ib Hezbollah, ni ninguna de las facciones de la resistencia sea considerada del lado de los estadounidenses”. En diciembre de 2017, luego de la derrota de ISIS en Irak, KH emitió un comunicado declarando que “el enemigo de la humanidad, los Estados Unidos, ya no puede profanar el territorio iraquí pues sus combatientes no le han permitido hacerlo”.

La lealtad de KH a los khomeinistas iraníes es clave para la ideología del grupo. Un informe de 2013 de la Corporación RAND afirma que Kata’ib Hezbollah, como el Hezbollah libanés, son usados por Teherán como herramientas para “exportar la revolución islámica desde Irán”.

KH acepta abiertamente la visión de Irán de velayat-e faqih (la tutela de juristas para el gobierno de Dios), una variedad de teología y política que confía al Líder Supremo de Irán una autoridad única en la fe chiíta a quien los miembros de KH prestan un juramento de lealtad y lo aceptan como su propio líder espiritual.

En cuanto a su estructura organizativa Kata’ib Hezbollah es una organización militar-religiosa terrorista transnacional. Su origen se remonta a 2006 y su creación es obra del régimen khomeinista iraní. Su ideología y afiliación es claramente chiíta-yihadista-islamista y es patrocinada por el Irán khomeinista chiíta.

KH es considerada la milicia chiíta más secreta que opera en Irak por órdenes del régimen iraní. Poco se sabe sobre la estructura del grupo, aparte del hecho de que KH está liderada por Gamal Ibrahim, también conocido por su nombre de guerra Abu Mahdi al-Mohandes, quien además de actuar como líder de KH, también se desempeña como asesor adjunto de seguridad nacional de Irak y comandante adjunto de Haashid Shaabi (también llamada fuerzas de movilización popular).

Aunque no se conoce el número exacto de estos combatientes, KH había declarado antes de 2015 que había contribuido con 3.000 combatientes a la lucha en Alepo, Siria. Sin embargo, Washington estimó en 2017 que KH tenía un total de solo 1.000 combatientes. También se informó que sus combatientes se unieron a Harakat al-Nujaba, en Alepo que este grupo es responsable de la masacre de decenas de civiles sirios. No está claro si la oficina de KH en Alepo se mantuvo más allá de la captura completa de la ciudad por parte del gobierno, sin embargo, se sabe que KH está operando aun en la provincia sur-oriental de Siria de Deir Ez Zor, donde dejo unos 400 hombres desde junio de 2018.

KH está financiado exclusivamente por el gobierno de Irán, específicamente, por la Fuerza al-Quds. En noviembre de 2014, veteranos militares estadounidenses heridos y familiares de soldados estadounidenses fallecidos presentaron una demanda contra bancos europeos porque favorecieron el lavado de dinero de Teherán para financiar ataques terroristas en Irak. Según la demanda, KH recibió dinero de Irán para financiar ataques terroristas contra estadounidenses. KH también obtuvo financiamiento a través de operaciones de secuestro y rescate, y se sabe que tomó como rehenes a más de dos docenas de personas en diciembre de 2017, algunos de los secuestrados eran de la realeza qatarí, liberó a los rehenes un año después a cambio de cientos de millones de dólares. En enero de 2018, funcionarios qataríes viajaron a Bagdad con “millones de dólares” en efectivo para pagar el rescate a KH y otros grupos islamistas, incluido Hayat Tahrir al-Sham, un grupo asociado que incluyo al Frente Nusra afiliado de al-Qaeda. Los documentos publicados en abril de 2018 revelaron que los funcionarios de Qatar habían pagado un rescate de 330 millones de dólares a KH en 2017.

KH ha tratado de atraer a reclutas anunciando su lucha contra las fuerzas de Estados Unidos en Irak. Hoy dispone de unos 8000 combatientes bien adiestrados y con gran experiencia de combate tomada del conflicto sirio. Durante la guerra en Irak, KH filmó ataques contra objetivos de la coalición y de Estados Unidos, publicando las películas en línea con fines de propaganda y reclutamiento. Durante la Primavera Árabe, KH y su milicia chiíta Asaib Ahl al-Haq (AAH) también recluto con éxito muchos combatientes para combatir a los rebeldes anti-Assad en Siria.

A principios de 2018, KH publicitó en su website que sus miembros han recibido entrenamiento militar de Irán, de la Fuerza al Quds y del Hezbollah del Líbano. Desde el 2018, la Fuerza al Quds y el Hezbollah libanés dirigen y manejan los campos de entrenamiento del grupo terrorista en cuatro lugares en Irán, su presencia esta verificada por agencias de inteligencia del golfo tanto en Teherán, como en Qom, Ahvaz y Mashhad.

Up Next

Related Posts

Discussion about this post

A %d blogueros les gusta esto: