Brasil y China se acercan, saludan la Ruta de la Seda y repudian el proteccionismo

El presidente chino, Xi Jinping, aseguró este viernes en Beijing que tanto China como Brasil, “los países en desarrollo más grandes de oriente y occidente”, son “dos importantes fuerzas en el proceso de multipolarización mundial”. Brasil,a su vez, subrayó el valor de la Ruta de la Seda.

El líder chino hizo estas declaraciones al término de un encuentro con el vicepresidente brasileño, Hamilton Mourão, de visita oficial en el país asiático desde el pasado miércoles. El encuentro se produce en momentos de choque frontal entre Pekín y Washington, representante este último -según China- de un mundo unipolar.

El nuevo gobierno brasileño de Jair Bolsonaro había cuestionado inicialmente a China, su principal socio comercial. El mandatario repudio al gigante asiático afirmando que se quería comprar a Brasil. El vice Mourao tenía otra opinión que terminó prevaleciendo a raíz del potente vínculo comercial entre estas dos economías. 

“El respeto, la confianza y el apoyo mutuo servirán para convertir la relación entre China y Brasil en un modelo de solidaridad y cooperación entre los países en desarrollo, y en una fuerza importante para promover la paz y el desarrollo mundiales”, opinó Xi, citado hoy por la televisión estatal CCTV.

Para Xi, ambos países “son importante mercados emergentes” con un “gran potencial para el desarrollo”, por lo que invitó a Brasil a participar en la iniciativa china de construcción de infraestructuras de las “Nuevas Rutas de la Seda”, aunque por el momento no se ha firmado ningún memorando al respecto, según fuentes de la delegación brasileña.

Jair Bolsonaro Reuters

Jair Bolsonaro Reuters

En este sentido, dijo Mourão, “Brasil está dispuesto a promover la convergencia de sus planes de asociación en materia de inversiones con la iniciativa” (de las “Nuevas Rutas de la Seda”), además de a ampliar la cooperación en materia de comercio, ciencia y tecnología e innovación.

Mourão destacó lo que, en su opinión, es una “importante contribución de China a la promoción del crecimiento económico mundial”, al tiempo que consideró al país asiático “un socio estratégico fiable y de confianza”.

En la misma línea, el vicepresidente brasileño invitó a Beijing a ampliar su inversión en el país sudamericano, uno de los objetivos de la visita que hoy concluye, y mostró su apoyo a China en cuestión de multilateralismo y libre comercio.

Asimismo, Mourão entregó a Xi una carta de parte de Bolsonaro, quien visitará China durante la segunda mitad de este año.

Antes del encuentro entre Mourão y Xi, el vicepresidente brasileño se reunió con varios empresarios chinos, como el vicepresidente e ingeniero jefe de China Communication and Construction Company (CCCC), Sun Ziyu, o el presidente del consejo de supervisión y del consejo fiscal de la empresa tecnológica Huawei, Li Jie.

El vicepreisdente Hamilton Mourao (L) camina con el vicepresidente chino, Wang Qishan durante la ceremonia de recepción AFP

El vicepreisdente Hamilton Mourao (L) camina con el vicepresidente chino, Wang Qishan durante la ceremonia de recepción AFP

El jueves, Mourão y el vicepresidente de China, Wang Qishan presidieron el quinto encuentro de la Cosban, la comisión bilateral sino-brasileña, en cuyo marco acordaron “reforzar los intercambios y la cooperación en todas las áreas”.

Ese encuentro cerró con la promesa de que China y Brasil facilitarán el comercio y promoverán que este sea de alta calidad.

Acerca de la actual situación internacional, Mourão y Wang se mostraron en contra del proteccionismo, al tiempo que destacaron que sus países han “conseguido un desarrollo estable” pese a los “retos persistentes” y a las “presiones sobre la economía global”.

Mirá también

La visita de Mourão parece enmarcarse en un esfuerzo de Beijing por afianzar sus alianzas con las economías emergentes de los BRICS (Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica) en un momento de desencuentro con Estados Unidos.

En este sentido, un enviado de alto nivel de Xi asistirá este sábado en Pretoria a la investidura del presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, y está previsto que el propio Xi visite Brasil en noviembre, cuando se celebrará la cumbre de los BRICS en Brasilia.

Desde 2009, China es el principal socio comercial de Brasil y el volumen de negocios en la balanza comercial entre ambos alcanzó los 98.900 millones de dólares solo el año pasado, según datos oficiales.
​Beijing. Agencias

Up Next

Related Posts

Discussion about this post

A %d blogueros les gusta esto: