Antes del acto en Merlo, Alberto Fernández y Máximo Kirchner se reunieron con intendentes

En la previa al debut de la fórmula Fernández-Fernández de esta tarde en Merlo, y con la pelea en torno a la candidatura para la gobernación como telón de fondo, los intendentes del Pj recibieron a Alberto Fernández este viernes en Areco. Si bien patearon para más adelante las definiciones de candidaturas, el ex jefe de gabinete se comprometió a no dejarlos afuera de la discusión, hizo arenga de campaña y se llevó el respaldo de los jefes comunales.

El anfitrión fue Francisco “Paco” Durañona, uno de los intendentes que quiere competir para la gobernación. También estuvo su par Martín Insaurralde, mientras que Verónica Magario pegó el faltazo. Tenía “otra actividad” aseguraron en su entorno. En total se juntaron unos de 30 jefes comunales.

El primero en hablar fue Durañona y después le siguió Máximo Kirchner, quien insistió en la necesidad de dejar atrás las diferencias del pasado con Alberto Fernández y pidió apoyarlo. Luego habló Fernando Grey, el presidente del PJ bonaerense, y por último Alberto Fernández.

El precandidato a presidente hizo un recorrido por los inicios de su relación con el matrimonio Kirchner, dio detalles de las diferencias con Cristina y, al igual que Máximo, enfatizó en la necesidad de “abrazar al que piensa distinto“. 

Necesito mucha ayuda para hacer lo que tengo que hacer. Los intendentes son personajes centrales y son ustedes los que están parando y controlando la crisis social porque si no hubieran estado ustedes se hubieran disparado un sin fin de conflictos sociales”, remarcó.

Y concluyó: “Tenemos que trabajar codo a codo. Olvidemos lo que pasó y empecemos de vuelta. Tenemos una tarea difícil pero no imposible. Ustedes son mis compañeros y yo soy un peronista como ustedes”.

“Hay que reconocerle que viene teniendo gestos muy concretos con nosotros”, se entusiasman los intendentes. Después compartieron un asado y, si bien la discusión por las candidaturas quedó para futuras reuniones, algunos intendentes se acercaron para plantear problemáticas puntuales de sus distritos.

Mirá también

Máximo llegó acompañado del diputado Eduardo “Wado” de Pedro. “Venimos a conversar para ir fortaleciendo el gesto que tuvo Cristina para darle una oportunidad a la Argentina de salir adelante”, planteó el hijo de la ex mandataria. 

A principio de año los intendentes se pusieron fuertes en la exigencia de participar en el armado de la fórmula peronista para la gobernación. No están dispuestos, dicen, a aceptar que sea impuesto e insisten en que tiene que ser uno de ellos, con peso territorial. Sin embargo, las encuestas dicen que el ex ministro de Economía, Axel Kicillof, está al frente en la intención de votos y podría ser el bendecido por Cristina Kirchner.

La solución a ese dilema no se resolvió en el asado de este viernes, pero los jefes comunales van aceitando el vínculo con Máximo que es quien, con bendición de los Fernández, llevará adelante las negociaciones. A su vez, Alberto se lleva una foto de total respaldo de los intendentes.

Maximo Kirchner junto a Alberto Fernández.

Maximo Kirchner junto a Alberto Fernández.

El encuentro es también fue una continuación, ampliada, de la reunión de intendentes que se hizo el martes en Cañuelas, donde los jefes comunales se pusieron de acuerdo para armar una Comisión de Acción Política (CAP) que será la encargada de defender la posición de los intendentes y de negociar con Máximo.

Mirá también

Esa mesa lo integran Fernando Gray y Gustavo Menéndez, presidente y vice del PJ, junto a intendentes de la Primera Sección – Ariel Sujarchuk (Escobar) Gabriel Katopodis (San Martín) y Alberto Descalzo (Ituzaingó)- de la Tercera – Jorge Ferraresi (Avellaneda), Verónica Magario (La Matanza) y Gustavo Arrieta (Cañuelas)- y del lnterior -Marcelo Santillán (Gonzales Chaves), Francisco Echarren (Castelli), Juan Pablo De Jesús (La Costa) y Alejandro Acerbo (Daireaux)-.

Up Next

Related Posts

Discussion about this post

A %d blogueros les gusta esto: