“Soy Ana Frank”, el regreso de la performer israelí que siempre se anima a más

“Quiero entrar a Gaza a repartir unos diarios”, dice la chica, y mira con una sonrisa al soldado. Tiene una camisa blanca cubierta por un saquito negro, look vintage. Le habla en hebreo al soldado y el soldado le responde que pida permiso.

-Son diarios, no bombas- dice ella- ¿No me reconocés? Soy Ana Frank.

Pero, claro, no es Ana Frank. Ana Frank murió de tifus en un campo de concentración nazi en febrero de 1945. La Ana Frank del video de YouTube se llama Natali Cohen Vaxberg y tiene 39 años: nació en Israel y ya vivió mucho más que la adolescente que contó la reclusión de su familia en un Diario. 

Mirá también

Hay que decir que Natali Cohen Vaxberg sabe de impacto: en 2014 publicó el video Caca en vez de sangre donde, con música de Chopin de fondo, hace eso, caca, sobre varias banderas del mundo. Incluyendo, claro, la su país, una tierra donde no es gratis desafiar los sentimientos nacionales. Por esta performance estuvo detenida varias veces acusada de “profanar la bandera” y tuvo que declarar, pero la cosa no pasó a mayores. 

Después fue más hondo: se metió en el Museo del Holocausto, vestida con una tiara y proclamó que ella era “el Holocausto”. Y que “gracias a mí pueden administrar un ghetto de tres millones de personas sin que los superpoderes vengan y les den una paliza”. De esto hay mucho en su obra: Vaxberg se declara anarquista y es una crítica salvaje de la política israelí en general y de la ocupación de tierras palestinas en particular.

Mirá también

Ahora, a 90 años del nacimiento de Ana Frank, Cohen Vaxberg presenta una serie de videos subtitulados al inglés donde toma el papel de la joven autora. En uno espera, con cuadernos y lápices, a una mujer palestina: “Escriba un diario, un día esto se va a saber, se lo digo yo, soy Ana Frank”. No hay manera de no atragantarse, aunque todo tiene un tono farsesco. 

La serie de Ana Frank se llama Plan de distribución y en otra instancia Vaxberg va a un centro de refugiados africanos y les propone lo mismo, que escriban: “Soy Ana Frank, quien sabe de diarios más que yo”. La miran sin entender mucho.

Uno de los momentos más conmovedores de la serie sea cuando Ana Frank/Vaxberg va a Nabi Salih, el poblado palestino donde vive Ahed Tamimi. Foto de Instagram.

Uno de los momentos más conmovedores de la serie sea cuando Ana Frank/Vaxberg va a Nabi Salih, el poblado palestino donde vive Ahed Tamimi. Foto de Instagram.

Pero quizás uno de los momentos más conmovedores de la serie sea cuando Ana Frank/Vaxberg va a Nabi Salih, el poblado palestino donde vive Ahed Tamimi, la cuya imagen dio la vuelta al mundo cuando, a los 16 años, le dio una cachetada a un soldado israelí después de que el Ejército le pegara un balazo de goma en la cabeza a un primo suyo. Años antes le había mordido la mano a otro soldado, para que no detuvieran a su hermano. Y antes aún los militares habían matado a su tío Rushdi por la espalda. Por esa cachetada estuvo presa ocho meses.

Mirá también

Hasta ahí, al lugar de la cachetada llega Vaxberg, con su saquito negro. “Soy Ana Frank, vine a la casa de Ahed Tamimi porque todo luchador por la libertad tiene que escribir un diario”, dice empuñando su lápiz. “Soy Ana Frank, quién entiende de diarios más que yo”. Tamimi la mira callada, sus rulos rubios iluminando la pantalla. “Escribí, un día va a ser un best seller”, dice Frank/Vaxberg”. “Escribí sobre la ocupación y los soldados”, dice. “Y sobre tus sueños”.

Y golpea: “Soy Ana Frank, a mí me pasaron cosas parecidas”. La ocupación y el Holocausto. 

"Soy Ana Frank, quién entiende de diarios más que yo", dice Natali Cohen Vaxberg.

“Soy Ana Frank, quién entiende de diarios más que yo”, dice Natali Cohen Vaxberg.

Tamimi responde: “Voy a escribir un diario, y así me van a ver como una luchadora y no como una víctima”. Y se abrazan.

El video termina con un corazón como los de Instagram uniendo a las dos y Vexberg que dice: “¡Ojalá hubiera tenido una amiga como vos durante el Holocausto!”

Después preguntan para qué sirve el arte.

Up Next

Related Posts

Discussion about this post

A %d blogueros les gusta esto: