Resignificación, inclusividad y pérdida de identidad : qué transmiten los frentes electorales con sus nuevos nombres y sellos

Una de las postas en la carrera presidencial se completó en las últimas horas: de manera oficial se conformaron siete frentes electorales que disputarán las próximas elecciones presidenciales. Como particularidad, las tres coaliciones con mayor peso electoral presentaron nuevos nombres y logos.

Luego de la incorporación del peronista Miguel Ángel Pichetto, el oficialismo dejó el nombre Cambiemos y lo reemplazó por “Juntos por el Cambio“; la alianza entre el kirchnerismo y el Frente Renovador de Sergio Massa competirá bajo el rótulo “Frente de Todos“; mientras que Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey confluyeron en “Consenso Federal“.

En este proceso electoral donde las redes sociales y el whatsapp tendrán un rol preponderante, Infobae consultó a dos publicistas para conocer su interpretación acerca del nuevo mensaje -explícito o no- que las coaliciones quieren transmitir con sus flamantes denominaciones y símbolos. Ellos son Carlos Acosta, director de Reporte Publicitario, y Rodrigo Figueroa Reyes, CEO de FCB&FiRe.

Acosta indicó que en este caso el desafío de reinventarse y establecerse como “marca” es aún más complejo que de costumbre: “Algo que debería ser nuevo, no lo es. Ante tanta promiscuidad política, no es fácil lograr una identidad única y más teniendo en cuenta que estas marcas serán como un sello que en principio acompañará toda la campaña“, explicó al analizar el nuevo escenario.

Los publicistas pasaron a analizar cada uno de los nuevos sellos por separado. Respecto de “Juntos por el Cambio”, Acosta explicó que la incoporación de Pichetto -y con el algo de peronismo- implica “una ampliación disfrazada de resignificación”.

Esto así porque a pesar de mantener la identidad visual y no modificar el concepto central -que tiene como eje el cambio- el oficialismo incorpora la palabra “juntos” para transmitir que su proyecto político a futuro “debe ser encarado desde un espacio de unidad”. Acosta explicó que el concepto toma un carácter aún más trascendente por los antecedentes de Pichetto, “que formó parte de los responsables de la herencia recibida y que tanto complicó la propia gestión”.

Por su parte, Figueroa Reyes coincidió con el análisis acerca del cambio de nombre como manera de justificar la entrada de Pichetto en la coalición, junto con la potencial intención de incorporar nuevas figuras externas. “Era inevitable. Pichetto no podía ser candidato de Cambiemos. Cada vez que se necesita contar que se junta de todo un poco, se hace uso del término juntos”.

No obstante, aclaró que la palabra no representa un desvío importante de la terminología oficialista, que ha usado la palabra “juntos” en numerosas ocasiones. Además, indicó que esto, sumado al hecho de que el logo sea prácticamente idéntico al anterior -“es Cambiemos, sin importar como lo dibujes”- “no le genera problemas a los votantes del oficialismo ni a los de Pichetto“.

“Le da tranquilidad a Pichetto de que tiene algo de él y que además se va a, al menos, intentar juntar a más gente”, definió.

En tanto, el director de Reporte Publicitario analizó que, al bautizar al espacio “con un claro mensaje inclusivo, el PJ ratifica su histórica actitud frentista junto a Unidad Ciudadana y el massismo“. Y agregó que el recurso en el cual la letra “O” se cambia por distintas letras o símbolos usados tradicionalmente para evitar que el género masculino sea usado como plural, como la “E”, la “X” o el “@”, ” remarca esta actitud receptiva”. “Clarito”, definió.

Figueroa Reyes aseguró que la nueva denominación del frente, “al deshacerse la palabra ‘Federal’ de Massa y ‘Unidad’ del kirchnerismo, pierde identidad de un lado y del otro”.

En términos de construcción de marca, es complicado. Perdieron la marca que construyeron durante tanto tiempo al construir una nueva coalición a 30 minutos de arrancar”, analizó.

Finalmente, Acosta explicó que el sello Consenso Federal 2030, por su parte, contiene de manera clara la conjunción de los mantras principales de la fórmula compuesta por Lavagna y Urtubey: “la necesidad de consenso y el federalismo, que es propio de Urtubey”.

Figueroa Reyes se expresó en la misma línea: “Es un intermedio. Tiene la connotación de lo que venían construyendo ambos. Y después la palabra consenso es similar a juntos. Es todo lo contrario al frente compuesto por el kirchnerismo y Massa“, dijo, en referencia a la decisión de unir los nombres de los campos políticos en vez de acuñar un nuevo término.

Sin embargo, se mostró crítico del hecho que el frente no haya publicado su logo junto a su nueva denominación: “Es un reflejo de la falta de identidad“, concluyó.

Up Next

Related Posts

Discussion about this post

A %d blogueros les gusta esto: