“Oscuro” pronóstico para que El Niño limite los huracanes en el verano

El panorama es “oscuro” para que el patrón climático de El Niño persista durante la temporada de huracanes en el Atlántico, lo que podría despejar el camino a más tormentas, informó el Centro de Pronósticos Climáticos de EE.UU.

El centro redujo las probabilidades de que El Niño perdurara durante los tres meses que finalizarán el 31 de octubre al 55% frente al 60% en mayo, en medio de señales mixtas de los océanos y la atmósfera. Sin que El Niño actúe como contención, la temporada de huracanes en el Atlántico puede elevar la temperatura durante el apogeo de septiembre.

“La analogía para el pronóstico actual es como tratar de encontrar un oso polar en una tormenta de nieve cegadora”, dijo Michelle L’Heureux, meteoróloga del centro ubicado en College Park, Maryland. “Una de las cosas que comenzamos a buscar para junio y julio son las tendencias en el Pacífico tropical que parecen moverse en cierta dirección y que, ahora, se están moviendo en direcciones totalmente opuestas“.

El agua cálida en las profundidades del Océano Pacífico está siendo compensada por un aumento en los vientos alisios, a menudo asociados con una superficie más fría.

“En realidad son diametralmente opuestos en este momento”, dijo L’Heureux. “Tenemos que ver cuál gana. En este momento es difícil saberlo porque son casi iguales entre sí”.

El fenómeno de El Niño se produce cuando el calentamiento del Pacífico ecuatorial provoca una reacción en la atmósfera que trastorna los patrones climáticos de todo el mundo. En el verano del hemisferio norte, El Niño promueve la cizalladura del viento a través del Atlántico que puede destrozar tormentas tropicales y huracanes incipientes.

La mayoría de las perspectivas estacionales para el Atlántico toman en consideración a El Niño para los pronósticos del número potencial de tormentas en la temporada de seis meses.

Los huracanes atlánticos pueden arrasar con los mercados de materias primas, energía y finanzas. A lo largo de las costas del Golfo y el Atlántico de EE.UU., US$1,8 billones de bienes raíces y 7,3 millones de viviendas están en riesgo, según CoreLogic, una firma de consultoría con sede en Irvine, California.

Además, la costa del Golfo representa el 45% de la capacidad de refinación de EE.UU., mientras que el 17% del crudo de la nación proviene del Golfo de México. Florida es el segundo mayor productor de cítricos del mundo.

El Niño aumenta las probabilidades de que Brasil esté más cálido de lo normal y deje a India, Indonesia y el este de Australia más secos. La influencia en el verano de EE.UU. tiende a ser débil, aunque las temperaturas más frías de lo normal podrían complicar la demanda de gas natural.

La parte central de EE.UU. tiene una alta probabilidad de ser más frío que el promedio en el norte de las Grandes Llanuras y el Medio Oeste del 17 al 25 de junio, informó el centro.

El martes, la Oficina Australiana de Meteorología dijo que el Pacífico probablemente se alejará de los umbrales de El Niño en los próximos meses. El país utiliza diferentes criterios para definir el evento y no ha declarado el patrón en curso.

Up Next

Related Posts

Discussion about this post

A %d blogueros les gusta esto: