Carolina Herrera se defiende: aseguró que su última colección es un homenaje a México

La nueva colección de Carolina Herrera ha generado la molestia del gobierno de México, que ha acusado al director creativo de la marca, Wes Gordon, de apropiación cultural.

La respuesta de la gran casa de moda no se ha dejado esperar, y en un comunicado emitido este miércoles, Gordon se refirió al tema señalando que la colección rinde homenaje a la riqueza de la cultura mexicana, aprovechando diseños del país con un origen fundamentado.

México es “uno de los primeros países en ser homenajeados; la rica cultura del país, el amor que la diseñadora ha profesado por el mismo desde hace más de tres décadas y la ‘Alegría de Vivir’ que tanto México como Carolina Herrera proyectan al mundo“, dijo.

En su declaración, el diseñador recalcó que en todo momento, la marca quisó dejar latente su “muestra de amor” por el país y por “el trabajo tan increíble” que se hace ahí. Los valores de México, dieron como resultado una colección “colorida y alegre como muestra de amor de la firma al país latino”.

Gordon aseguró que los diseños guardan un respeto por las técnicas artesanales propias del país, al ser una “de las pocas marcas en Nueva York que mantiene un taller y un amplio equipo de artesanos en pleno Manhattan”.

El mensaje sin embargo, no basta para esclarecer los cuestionamientos hechos por el gobierno de México a la casa de moda. Así lo explicó la titular de la Secretaría de Cultura, Alejandra Fausto, quien explicó que aún están a la espera de una respuesta formal por parte de los diseñadores de Carolina Herrera y Wes Gordon.

Según dijo, la Secretaría envió una misiva en la que solicitó los argumentos para hacer uso de elementos culturales de varias regiones del país en la nueva colección de la marca. Los diseños de Resort 2020, incorporan bordados de pueblos originarios, como los provenientes de Tenango de Doria, en Hidalgo, los cuales explican la historia de esa comunidad y tienen un significado “personal, familiar y comunitario”. Fausto recalcó que los bordados de Doria son los con mayor frecuencia “son tomados” por los diseñadores para sus colecciones.

La funcionara espera que en breve Carolina Herrera emita una postura formal sobre los diseños de su nueva colección. Mientras tanto, aseguró que se está trabajando con las comunidades para recabar la documentación que avala que sus diseños están registrados como patrimonio.

Dentro de los diseños cuestionados, resalta el de un vestido de corte sirena con falda circular y estampado lineal inspirado en los clásicos sarapes de saltillo mexicanos. Esta prenda se combina con un clutch con florales artesanales y borlas en azul que emulan las artesanías del sur de México.

Otro diseño que entró en polémica es un vestido por encima de la rodilla con vistosas flores bordadas como las que se hacen en la región del istmo de Tehuantepec, en Oaxaca.

Up Next

Related Posts

Discussion about this post

A %d blogueros les gusta esto: