Ataque a petroleros en Ormuz: el precio del petróleo se dispara

El supuesto ataque a dos petroleros en el estrecho de Ormuz, en el golfo de Omán, este jueves hizo disparar el precio del petróleo este jueves.

El precio del barril Brent subía más de un 4%. Y el valor del petróleo de Texas (WTI) para entrega en julio abrió este jueves con un fuerte ascenso del 3,03 % (1,15 dólares) y el barril cotizaba a 52,69 dólares en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex).

Wall Street, de hecho, abrió en alza empujada por el suba de los precios del crudo. 

Los ataques contra dos barcos cisterna frente a las costas de Irán renovó los temores sobre un conflicto en Medio Oriente.

Los incidentes no esclarecidos (no se sabe en realidad qué pasó) ocurrieron en una zona de tal importancia geoestratégica y económica que cualquier crisis puede sacudir la economía mundial.

Es cierto también que los precios del crudo venían desplomándose. El miércoles habían perdido un 4%, y la suba de este jueves se entiende también como un rebote alentado por los incidentes en Omán.

El inesperado aumento de los inventarios semanales de crudo en EE.UU. y las perspectivas bajistas sobre la demanda de petróleo si persisten las tensiones comerciales habían hundido el precio del barril, este miércoles.

Los incidentes en el golfo de Omán dieron vuelta la situación.

Un buque de rescate iraní salvó a los 44 miembros de la tripulación de los dos petroleros que han sido supuestamente blanco de un ataque en el mar de Omán, cerca de la zona en la que se registró un incidente similar el pasado mayo.

La Quinta Flota Naval de Estados Unidos, con base en Bahréin, aseguró por su parte que están prestando “asistencia” a petroleros que han sido “atacados” en el golfo de Omán, en un momento de tensión en la zona por un suceso similar el mes pasado.

Los mercados reaccionaron con contundencia a los “incidentes” registrados en el Golfo de Omán.

Mirá también

Teherán se está viendo afectado por el embargo comercial adoptado por EE.UU., como respuesta al programa nuclear desarrollado por Irán.

EE.UU. se retiró del acuerdo nuclear firmado con Irán y otras potencias extranjeras. Esto provocó a su vez que el régimen teocrático amenazara con salirse del acuerdo y reanudar su plan nuclear.

Desde el pasado 2 mes de mayo la Administración Trump extendió a todos los países su veto a la compra de petróleo iraní.

EE.UU. también anunció que movilizaba un portaaviones a la zona del Golfo ante amenazas no precisadas contra objetivos estadounidenses en la zona, lo que fue entendido como posibles ataques iraníes a intereses de EE.UU. en la región. Poco después de esa denuncia, en mayo, Emiratos Árabes Unidos denunció que cuatro buques mercantes habían sido objeto de “sabotajes” cerca de sus aguas territoriales. Y Washington apuntó contra Irán, que lo negó.

La tradicional hostilidad entre Irán y Emiratos Árabes Unidos se ha acentuado ante las advertencias del régimen de Teherán contra los países que aprovechasen el embargo a su petróleo para elevar las exportaciones de crudo.

Los inversores siguen la retórica de Washington y temen que Irán protagonice una escalada en los presuntos sabotajes realizados en el Estrecho de Ormuz, una de las rutas mercantes más importantes del mundo.

En las últimas semanas Irán, a través de Yahia Rahim Safaví, asesor militar del líder supremo, Ali Jamenei, ya había trasladado a los mercados la advertencia de una fuerte subida de los precios del petróleo, hasta la barrera de los 100 dólares, si se agudizaba el conflicto en el Golfo Pérsico.

Según el sitio Expansión.com, un incremento de la tensión geopolítica en Oriente Medio afectaría de lleno a las perspectivas de suministro de crudo, y pondría a prueba el consenso que ha mantenido en los últimos años la Organización de Países Productores de Petróleo con los recortes de producción vigentes hasta la fecha.

Fuente: EFE y La Vanguardia

Up Next

Related Posts

Discussion about this post

A %d blogueros les gusta esto: